Los programas antidopaje pretenden proteger lo intrínsecamente valioso del deporte. Este valor intrínseco se denomina a menudo “espíritu deportivo”.

Es la esencia misma del Olimpismo, la búsqueda de la excelencia humana a través del perfeccionamiento de los talentos naturales de cada persona. Es el juego limpio. El espíritu deportivo es la celebración del espíritu humano, el cuerpo y la mente, reflejados en valores que hallamos en el deporte, como:

  • Ética, juego limpio y honestidad
  • Salud
  • Excelencia en el rendimiento
  • Carácter y educación
  • Alegría y diversión
  • Trabajo en equipo
  • Dedicación y compromiso
  • Respeto de las normas y de las leyes
  • Respeto hacia uno mismo y hacia los otros Participantes
  • Valentía
  • Espíritu de grupo y solidaridad

El dopaje es contrario a la esencia misma del espíritu del deporte.

Descargar archivos

Download files